Ir al contenido principal

España sufre escasez de respiradores en los hospitales



"Mi padre ha muerto de COVID-19 por la falta de respiradores. Le hacía falta un respirador y se lo denegaron". Así explicaba su situación el director deportivo del LCR Honda de MotoGP, Óscar Haro en YouTube, donde ha criticado duramente la situación que vive la sanidad española tras dejar morir a su padre por no tener dispositivos suficientes.

Sputnik.- Aumenta exponencialmente el número de víctimas y fallecidos por coronavirus mientras que los hospitales siguen colapsados con pacientes esperando ser atendidos en el suelo del hospital. Ante esta situación, los respiradores se han convertido en un bien escaso y algunas unidades de cuidados intensivos (UCI) ya se han quedado sin ellos.
Para paliar la situación, el Gobierno español encargó 1.114 respiradores en el mercado internacional y levantó en tiempo récord un hospital en el IFEMA con alrededor de 5.000 camas. Aunque, el ministro de Sanidad español, Salvador Illa, declaró el jueves 26 de marzo en el Congreso de los Diputados que se estima que el pico de enfermos críticos se registre la primera semana de abril, y la compra de los equipos de respiración asistida que ha encargado el Gobierno no llegarán hasta dentro de varios meses.

España ronda ya los 64.059 infectados con 4.858 fallecidos y tan solo Madrid representa el 30% de todos los contagios de COVID-19 en el país. Las víctimas mortales ascienden a 2.412 y el número de casos contagiados es de 19.243 en la capital. Esta situación no ha pasado desapercibida para los hospitales como el de Getafe en Madrid o el de Elda en Alicante, donde se han quedado sin respiradores.

Aunque el director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid Alejo Miranda de Larra desmiente esta situación, el Gobierno central ya está empezando a estudiar medidas para utilizar los dispositivos de las clínicas privadas.

Jorge Barrero, portavoz de la Plataforma AIRE —un grupo multidisciplinar donde clínicos, ingenieros y demás expertos dan soporte tanto a hospitales como a la Administración a través de multitud de proyectos rápidos y baratos para frenar la expansión del coronavirus— considera que la utilización de los dispositivos en clínicas privadas es una buena noticia: "Si se puede poner a disposición de la sanidad pública estos que ya existen, ya estaríamos resolviendo una parte del problema".

Asimismo, cree que la principal dificultad con respecto a los respiradores en España no es el precio, sino el acceso:

"España ha hecho un encargo importante que no llegará hasta dentro de unos meses. Mientras tanto, estamos intentando ver si se puede diseñar algún equipo más sencillo que pueda ser suficiente para atender a una parte de los pacientes", asegura a Sputnik el portavoz de la plataforma Aire.  

El oro de la medicina

La enfermedad del coronavirus afecta principalmente a los pulmones, lo cual desemboca en neumonías letales. El uso de respiradores son clave para curar a los contagiados, pues les permite respirar cuando no son capaces por ellos mismos y les mantiene con vida el tiempo que el organismo consigue vencer esa inflamación en los pulmones.

Los respiradores se han convertido en el equipo más importante de los hospitales, pues pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte. En España no existen cifras exactas sobre el número de respiradores con los que cuenta el país. Aunque algunas instituciones como la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC), sitúan la cifra en 2.487, otros expertos consideran que esa estimación no se ajusta con la realidad puesto que solo participaron en su encuesta 149 de las 250 UCI existentes en España.

Por su parte, la Plataforma AIRE da soporte a los cerca de 40 proyectos que actualmente se están desarrollando en España, aunque de ellos, entre cinco y 10 se encuentran en un nivel de desarrollo avanzado:

"Todos ellos tienen como objetivo el diseño de dispositivos de respiración que puedan ser útiles para la sanidad española" indica Barrero, "estamos intentando algo que no se había hecho hasta ahora: reunir a todos los que poseen prototipos para que se pongan en contacto y puedan converger".
No obstante, el país ibérico no es el único donde este tipo de dispositivos son escasos. Estados Unidos actualmente tiene entre 160.000 y 200.000 dispositivos, pero podrían necesitar hasta un millón de máquinas en el transcurso del brote, según la Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos. En Nueva York, el epicentro del brote en los Estados Unidos, en los hospitales ya están a punto de agotarse y Trump quiere el sector privado cubra de forma voluntaria la necesidad urgente para salvar las vidas.

Ante la escasez, Barrero considera que nadie estaba preparado para responder a una demanda de un dispositivo tan caro.

"Ningún sistema de salud por muy avanzado que sea puede atender 100 veces más de lo habitual con un equipo de esas características. De hecho, sería irresponsable tener 99 equipos vacíos esperando que haya una pandemia. Por eso incluso hay países que han prohibido su exportación".

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible