Ir al contenido principal

Juan Carlos I recibió un ático de lujo en Londres como regalo de Omán, y lo vendió dos años después

RT

El exmonarca recibió la donación dos semanas después de abdicar, en 2014, y habría costado 62 millones de euros. Fue puesto a la venta por 20 millones menos.
Reportan que Juan Carlos I recibió un ático de lujo en Londres como regalo de Omán, y lo vendió dos años después
Dos semanas después de abdicar, el exrey Juan Carlos I de España recibió un ático de lujo en Londres, comprado por la Embajada de Omán en el Reino Unido, que costó 50 millones de libras (algo más de 62 millones de euros).

El inmueble fue vendido dos años después a una sociedad en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes por 20 millones de euros menos, según publica El Confidencial, que sostiene que la información proviene de "fuentes próximas a las pesquisas", aunque no aporta ningún documento.

Se trata de una nueva polémica que implica al rey emérito de España, que ya está siendo investigado tanto por la Fiscalía suiza, como por la española, por los movimientos de dinero de dos sociedades que no declaró a la Hacienda pública de su país.

Crisis institucional en España o cómo salvar la monarquía de las sombras del reinado de Juan Carlos I
Ahora, El Confidencial asegura que el ático de lujo fue comprado por la embajada de Omán en Londres, el 2 de julio de 2014, y que el sultán del país árabe se lo cedió al exmonarca para su uso por tiempo ilimitado. Juan Carlos abdicó el 14 de junio, aunque ya había comunicado la decisión a su hijo Felipe VI, en enero de ese año.

Al parecer, dos años después, a mediados de 2016, al exjefe de Estado español ya no le interesaba su 'regalo' e informó al sultán de que prefería quedarse con los 62 millones de euros que había costado, según el medio que ha adelantado la noticia.

Presuntamente, el rey emérito convenció al sultán para que otorgara el ático como regalo de bodas a un alto ejecutivo que se iba a casar en Madrid, y del que Juan Carlos iba a ser padrino. Esta persona nunca llegó a utilizar la vivienda y, pocos meses después, formalizó su venta en las Islas Vírgenes a la sociedad K. Legacy Ldt.

La venta se llevó a cabo por 33 millones de libras (casi 43 millones de euros), es decir, 20 millones de euros menos que el importe por el que había sido adquirida tan solo dos años antes.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible