Ir al contenido principal

Detectan el virus del Nilo en Cataluña tras el brote en Andalucía



"El 4 de septiembre se confirmó un caso de virus del Nilo Occidental en un équido en Amposta (Tarragona). Se trata de un potro sin síntomas de la enfermedad, al que se le han detectado anticuerpos frente al virus y que no había sido vacunado", informó en un comunicado el Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CREA) de Cataluña.



BARCELONA (Sputnik) — El servicio de Prevención en Salud Animal del Gobierno de Cataluña detectó un caso de virus del Nilo Occidental en un caballo de la provincia de Tarragona, en Cataluña, tras el brote de Andalucía con una veintena de contagios.




La cría de caballo afectada no se había movido fuera de su territorio de residencia, lo que indica que la infección se produjo en su entorno y de forma reciente.

El caso fue detectado por el programa de vigilancia del virus del Nilo Occidental en animales que lleva a cabo el servicio de Prevención en Salud Animal del Departamento de Agricultura y Ganadería del Gobierno catalán.



Este virus se había detectado en animales en Cataluña en 2017 y el 2018, pero este verano se intensificaron las tareas de prevención a raíz del brote producido en Andalucía, que afectó a varios humanos y terminó con tres muertes.



"El hecho de detectar anticuerpos indica que la circulación del virus es relativamente reciente, es decir, que tuvo lugar el último mes o máximo dos meses", apuntó la investigadora del CRESA Núria Busquets, que trabajó en la confirmación del caso.

A raíz de los casos de Andalucía, el servicio de Prevención en Salud Animal emitió en agosto un comunicado dirigido a las personas relacionadas con los caballos, como veterinarios o personal de centros de hípica, para vigilar la enfermedad.





Sin embargo, los équidos no son una fuente de infección directa del virus del Nilo Occidental, que se transmite generalmente a través de la picadura de mosquito

, como sucedió con el brote de Andalucía que provocó 19 casos confirmados y otros 30 sospechosos.

En España, en 2010 y 2016 ya hubo casos en personas, pero esta es la primera vez que un brote provoca muchos enfermos con cuadros neurológicos graves que precisaron hospitalización.



El virus es causante de la fiebre del Nilo Occidental, una enfermedad de origen africano que da lugar a síntomas como fiebre, dolor de cabeza, diarreas y vómitos.



La única forma de prevenir el contagio es evitar la picadura, por lo que se recomienda a la población de las zonas afectadas por el virus o con alta densidad de mosquitos que utilicen repelentes, mosquiteras y ropa de manga larga para protegerse.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible